miércoles, 19 de enero de 2011

Pequeño Visitante.

Las ardillas no son muy comunes en Bogotá ya que su hábitat cada vez esta mas amenazado, los que vivimos en las afueras de la ciudad estamos familiarizados con ellas; esta que aparece en el dibujo llego a comer a un árbol de feijoa al lado de nuestro estudio; ya está acostumbrada a los humanos así que, tuve la oportunidad de dibujarla, tomarle fotografías y hasta un pequeño video!